Blog

 

Una de las aspiraciones más grandes de cualquier sociedad es ser capaz de generar mayor prosperidad y desarrollo social para sus habitantes. A través del fomento a la libertad económica podemos generar mayor dignidad, autonomía y empoderamiento personal que permita sociedades más inclusivas.

La Fundación Heritage publicó recientemente su informe sobre libertad económica, definiéndola como “el derecho fundamental de cualquier individuo para controlar su trabajo o propiedad. En una sociedad económicamente libre, los individuos son capaces de trabajar, producir, consumir e invertir como mejor consideren conveniente. Los gobiernos dejan que el trabajo, capital y bienes se muevan libremente y no ejercen coerción o restricciones a la libertad, más allá de lo necesario para proteger la misma libertad”.

 

El índice de libertad económica es una herramienta que puede ayudar a mejorar las políticas públicas, al evaluar cuatro aspectos relacionados al Estado de derecho, el tamaño de los gobiernos, la eficiencia regulatoria y la apertura de los mercados. Para el caso de América Latina es relevante mencionar que los países mejor evaluados en la edición 2018 son Chile, Uruguay, Colombia, Perú y Panamá.

En el caso de Guatemala, su mejor evaluación está relacionada a la apertura de los mercados y al tamaño de su gobierno. Sin embargo, tiene que generar reformas importantes para fortalecer el Estado de derecho, especialmente sobre la integridad del Gobierno. La falta de regulaciones que permitan un servicio civil eficiente ha erosionado la confianza de la población hacia los servidores públicos.

La lucha contra la corrupción es un tema clave para la población y esto debe impulsarse con más fuerza dentro del Organismo Judicial, donde se requieren reformas estructurales para fomentar mayor independencia de los jueces y que puedan hacer carrera, apegándose a la ley. Se necesita además generar proyectos específicos que permitan reducir los cuellos de botella, dentro de los propios órganos de justicia penal, que garanticen mayor fluidez a los casos. El flujograma de justicia criminal 2017 que presentó la Coalición por la Seguridad Ciudadana puede ser una excelente herramienta para visualizar en dónde están esos cuellos de botella que generan una eficiencia tan baja de 21.3 por ciento a los juzgados de primera instancia.

Otro tema clave para mejorar la evaluación de Guatemala en el aspecto relacionado a Estado de derecho es el respeto a los derechos de propiedad. A nadie escapa que en nuestro país existen factores que limitan la capacidad de las personas de ejercer el derecho de propiedad sobre determinados bienes, especialmente relacionados a la tierra. Se estima que el 70 por ciento de la tierra en posesión no tiene un título de propiedad, para lo cual es necesario fortalecer el sistema de registro de información catastral y reformar la Ley de Titulación Supletoria.

Por último, para mejorar en el área que evalúa la eficiencia regulatoria, nuestro país necesita una reforma al Código de Trabajo, para darle mayor garantía a las personas a poder trabajar de manera independiente. Las nuevas tecnologías están generando mayor flexibilidad laboral e instituciones como el IGSS, Irtra o el Intecap no pueden atender muchos nuevos puestos de trabajo, debido a la rigidez de nuestro sistema laboral.

Si queremos ser un país más próspero, tenemos que ser capaces de reconocer que se necesitan instituciones públicas fuertes, capaces de garantizar y proteger la libertad del individuo en todo el país.

@jczapata_s

 

Una de las aspiraciones más grandes de cualquier sociedad es ser capaz de generar mayor prosperidad y desarrollo social para sus habitantes. A través del fomento a la libertad económica podemos generar mayor dignidad, autonomía y empoderamiento personal que permita sociedades más inclusivas.

La Fundación Heritage publicó recientemente su informe sobre libertad económica, definiéndola como “el derecho fundamental de cualquier individuo para controlar su trabajo o propiedad. En una sociedad económicamente libre, los individuos son capaces de trabajar, producir, consumir e invertir como mejor consideren conveniente. Los gobiernos dejan que el trabajo, capital y bienes se muevan libremente y no ejercen coerción o restricciones a la libertad, más allá de lo necesario para proteger la misma libertad”.

 

El índice de libertad económica es una herramienta que puede ayudar a mejorar las políticas públicas, al evaluar cuatro aspectos relacionados al Estado de derecho, el tamaño de los gobiernos, la eficiencia regulatoria y la apertura de los mercados. Para el caso de América Latina es relevante mencionar que los países mejor evaluados en la edición 2018 son Chile, Uruguay, Colombia, Perú y Panamá.

En el caso de Guatemala, su mejor evaluación está relacionada a la apertura de los mercados y al tamaño de su gobierno. Sin embargo, tiene que generar reformas importantes para fortalecer el Estado de derecho, especialmente sobre la integridad del Gobierno. La falta de regulaciones que permitan un servicio civil eficiente ha erosionado la confianza de la población hacia los servidores públicos.

La lucha contra la corrupción es un tema clave para la población y esto debe impulsarse con más fuerza dentro del Organismo Judicial, donde se requieren reformas estructurales para fomentar mayor independencia de los jueces y que puedan hacer carrera, apegándose a la ley. Se necesita además generar proyectos específicos que permitan reducir los cuellos de botella, dentro de los propios órganos de justicia penal, que garanticen mayor fluidez a los casos. El flujograma de justicia criminal 2017 que presentó la Coalición por la Seguridad Ciudadana puede ser una excelente herramienta para visualizar en dónde están esos cuellos de botella que generan una eficiencia tan baja de 21.3 por ciento a los juzgados de primera instancia.

Otro tema clave para mejorar la evaluación de Guatemala en el aspecto relacionado a Estado de derecho es el respeto a los derechos de propiedad. A nadie escapa que en nuestro país existen factores que limitan la capacidad de las personas de ejercer el derecho de propiedad sobre determinados bienes, especialmente relacionados a la tierra. Se estima que el 70 por ciento de la tierra en posesión no tiene un título de propiedad, para lo cual es necesario fortalecer el sistema de registro de información catastral y reformar la Ley de Titulación Supletoria.

Por último, para mejorar en el área que evalúa la eficiencia regulatoria, nuestro país necesita una reforma al Código de Trabajo, para darle mayor garantía a las personas a poder trabajar de manera independiente. Las nuevas tecnologías están generando mayor flexibilidad laboral e instituciones como el IGSS, Irtra o el Intecap no pueden atender muchos nuevos puestos de trabajo, debido a la rigidez de nuestro sistema laboral.

Si queremos ser un país más próspero, tenemos que ser capaces de reconocer que se necesitan instituciones públicas fuertes, capaces de garantizar y proteger la libertad del individuo en todo el país.

@jczapata_s

 

Según el último estudio de opinión pública a mayo 2018 de CID Gallup S.A., el 78 por ciento de la población cree que Guatemala va por el rumbo equivocado. Esto debido a tres problemas principales que parecieran haberse quedado en el mismo nivel: la violencia —23 por ciento—, la corrupción —21 por ciento— y la falta de empleo —19 por ciento—.

Es de resaltar que la violencia era el principal problema de la ciudadanía, según la misma encuesta en el 2010. En ese entonces, el 60 por ciento de la población lo mencionaba como el factor que más les afectaba y esto hemos visto que se ha reducido. La criminalidad ha bajado, no solo en percepción, —la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes se redujo a la mitad de lo que teníamos en ese entonces—.

Ahora bien, ¿en qué acciones considero que el gobierno del presidente Jimmy Morales debe enfocarse? Lo primero es la economía. Cuando se les pregunta a las personas ¿cuál es la principal preocupación que tiene usted y su familia? El referido estudio muestra que 54 por ciento de las personas contestan temas relacionados a la economía, ya sea por el costo de la vida o el desempleo.

Esta información es una gran oportunidad para enfocarse en una agenda de reactivación económica que claramente empiece por desentrampar las licencias de construcción, llevar a cabo el censo de población y vivienda, aumentar la inversión de manera transparente en los departamentos afectados por el Volcán de Fuego y lograr una ejecución total del presupuesto del Ministerio de Comunicaciones, priorizando el mantenimiento de las principales vías de comunicación. Además, debe tenerse una agenda legislativa en materia económica para lograr que se aprueben al menos tres iniciativas: la ley general de infraestructura vial, la ley que regula el trabajo a tiempo parcial según el Convenio 175 de la OIT y la reforma a la Ley de Bancos.

En materia de lucha contra la corrupción, considero que lo más importante es que dentro de la discusión del presupuesto se enfoquen los recursos necesarios para el sistema de justicia criminal, tomando en cuenta el flujograma que muestra en dónde están los cuellos de botella del sistema, otorgándosele un énfasis especial en mejorar las condiciones del sistema penitenciario y garantizando el uso de brazaletes electrónicos que permita reducir el número de personas que están en condiciones infrahumanas en las cárceles, especialmente aquellos que todavía están cumpliendo prisión preventiva. Se necesita también apoyar la agenda legislativa para aprobar las reformas al Código Penal referente al artículo 407 literal N y la ley de aceptación de cargos, que otorgaría una herramienta positiva al sistema de justicia.

En un año estaremos eligiendo nuevas autoridades, bajo reglas muy similares a las que ingresó el presidente Morales. Continúa la debilidad institucional dentro de los partidos políticos y por ello vemos que pocos tienen certeza sobre quiénes serán sus candidatos a la Presidencia. Esto es un aspecto que nos debe alertar positivamente, a todos les es de su interés que la gestión del presidente Morales termine lo mejor posible, porque lo poco que logre hacer, va a mejorar las condiciones del país y ayudará a que al siguiente gobierno tenga mejores probabilidades de éxito. Tomemos esto como una señal de oportunidad, para que lejos de entrampar las agendas de los Ministros, desde diferentes espacios podamos ayudar a que las condiciones del país mejoren y se retome un rumbo correcto y positivo para Guatemala, por el bien de toda la población.


FUNDESA

10 Calle 3-17 Zona 10
Edificio Aseguradora General Nivel 5, Ala Sur.
Teléfono: +502 2331-5133
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 


FUNDESA es una entidad privada no lucrativa, conformada por empresarios a título personal. trabaja para contribuir al desarrollo integral, sostenible y democrático en una economía de mercado y en un estado de derecho, mediante la consolidación de una organización independiente y representativa que tenga un enfoque propositivo, responsable y a largo plazo sobre los temas clave para el desarrollo de los guatemaltecos.